El efluvio anágeno se considera sinónimo de alopecia inducida por quimioterapia y rara vez se relaciona con otras causas. El efluvio anágeno es la pérdida abrupta de los pelos que se encuentran en su fase de crecimiento (anágena) debido a un evento que deteriora la actividad mitótica o metabólica del folículo piloso.

La quimioterapia, la radiación y los productos químicos tóxicos y, a veces, las enfermedades inflamatorias como la alopecia areata y el pénfigo también son capaces de disminuir la actividad metabólica de los folículos pilosos, lo que resulta en la pérdida anágena del pelo.

Aunque es reversible y el pelo vuelve a crecer después de un retraso de 1-3 meses; a veces puede conducir a una alopecia permanente y puede ser psicológicamente
devastador con un impacto negativo en la percepción individual de la apariencia, la imagen corporal, la sexualidad y la autoestima del paciente.

 Para algunos pacientes, el trauma emocional puede ser tan severo que puede llevar a suspender o rechazar la terapia que de otro modo podría ser beneficiosa. En tales casos, un enfoque psicosomático, así como la consideración empática de las preocupaciones y temores de los pacientes, así como la provisión de consejos prácticos, médico-estéticos y de estilo, son igualmente importantes y pueden integrarse en la gestión de la afección. 

Post relacionado

Información

Atención al paciente

Email

Sobre nosotros

En Clínica Dr. Pelo disponemos de un equipo médico y sanitario especializado que atiende de forma personalizada a cada paciente. Contamos con la tecnología más avanzada en trasplante y tratamiento capilar.