Duda frecuente: ¿El pelo trasplantado es para siempre?

Para entender esta cuestión es de vital importancia partir de la premisa del que el pelo extraído de las zona posterior (occipital) y lateral de la cabeza (temporal), se mantiene con el paso de los años en los pacientes que sufren de alopecia androgenética. A grandes rasgos puede afirmarse que este pelo está «programado» para no caerse al no afectarle la Dihidrotestosterona causante de dicha afección.

Sin embargo, para que el injerto capilar sea realizado de forma correcta es necesario que el Doctor seleccione aquellos folículos que no puedan verse afectado en un futuro. Para ello, debe mantener unos márgenes de seguridad en las zonas de extracción evitando injertar folículos que con el paso del tiempo puedan caerse (praxis habitual en Clínicas Low Cost) .

La identificación de los márgenes de seguridad es diferente en cada paciente siendo el cirujano capilar antes de la intervención, el encargado de visualizarlos para la posterior extracción. Finalmente, es aconsejable que todos los pacientes sometidos a un injerto capilar sigan un tratamiento médico posterior con el fin de estabilizar la caía y fortalecer el pelo nativo que sí es hormonodependiente.

Recuerda, un injerto capilar es más que una operación estética. Los efectos causados por una mala praxis puede acarrear problemas irreversibles siendo incluso peores que la situación de partida. En Clínicas Dr Pelo contamos con la absoluta satisfacción de nuestros pacientes lo que nos sitúa como clínica de referencia en el ámbito nacional. 

 

Para consultas y diagnósticos:

 

Imagen

 

¿Es necesario raparse la cabeza en un Trasplante Capilar?

En la técnica FUE (Extracción de Unidades Foliculares, en inglés Follicular Unit Extraction), es necesario rapar el pelo de la zona donante (cortar al uno).

La situación ideal para realizar el trasplante capilar es rapar la cabeza, pero esta condición no tiene por qué ser indispensable y pueden existir excepciones. No todas las personas que se interesan por el trasplante capilar tienen una calvicie evidente, y para estas personas raparse la cabeza supone un cambio radical de su imagen.

A continuación expones 3 ejemplos de personas para las que el rasurado total puede ser un problema:

  • Una persona que no esté calva del todo. Es una persona que está empezando a tener el pelo más fino y débil, y además tiene zonas que están clareando.
  • Las mujeres. Poca o casi ninguna mujer se raparía totalmente la cabeza para realizarse un trasplante de pelo.
  • Una persona que nunca se haya rapado la cabeza, y no quiere que las personas de alrededor (en el trabajo, en la calle..) sepan que se ha realizado un trasplante de pelo.

Opciones de rasurado:

  1. Rasurado total (cortar al uno): Al estar la cabeza rasurada, el proceso de implantación de las unidades foliculares es más rápido. También este proceso de implantación es más efectivo, ya que se ven bien las áreas donde falta el pelo.

  1. Rasurado solo de la zona donante: Hay personas que tienen el pelo corto, por lo tanto la zona donante sí se rasura, y la zona de implantación no se toca. Esta segunda opción se puede aplicar a mujeres con pelo corto.

  1. Rasurado solo de franjas de la zona donante (flaps): Se va rasurando por franjas, dejando entre ellas pelo más largo que tape las zonas rasuradas. Esta 3ª opción es ideal para algunas mujeres, ya que depende de la densidad de pelo que tengan y de la cantidad de pelo que sea necesario extraer.

 

Fuente de la noticia: dermitek

Toda la información en: www.drpelo.es