¿Es aconsejable hacerse un injerto capilar en verano?

La mayoría de los pacientes esperan a sus periodos vacaciones para realizarse un injerto capilar, siendo el verano uno de los periodos más habituales. Sin embargo, ¿es recomendable realizarse la intervención en esta época del año?

La respuesta es simple y clara, NO HAY UNA MEJOR ÉPOCA PARA REALIZARSE EL INJERTO CAPILAR, la clave estará en que hagamos los cuidados pre y post operatorio de forma correcta, evitando cualquier problema ajeno a la intervención. Desde Clínicas Dr Pelo se le facilitará al paciente toda la información necesaria para que independientemente de cuando se opere, su resultado sea óptimo.

No obstante, os daremos 7 premisas básicas a tener en cuenta si te realizas tu injerto capilar en verano:

1.Protégete del sol:Hasta pasado un mes del injerto capilar evita la exposición directa del sol y los rayos UVA.

2.El agua del mar y la piscina: Ya que puede afectar al ciclo capilar normal. Mínimo dejaremos un mes de margen.

3.Ni cascos ni gorros de natación. No lleves nada que pueda ejercer presión en la cabeza. I

4.El alcohol y el tabaco: Especialmente los días posteriores, ya que puede influir en la cicatrización de los implantes. Evita su consume durante un mínimo de 15 días.

5.Volver a hacer deporte: dejaremos un margen de 15 días para deportes de baja intensidad y un mes para los acuáticos y de contacto.

Por ello, desde Clínicas Dr Pelo recomendamos hacerse un injerto capilar en verano siempre y cuando se cumpla con los protocolos establecidos. Nuestro equipo de doctores te aconsejarán durante todo el proceso para que tu única preocupación sea la de disfrutar de tu nuevo pelo.

¿cómo afecta la piscina y la playa a tu cabello?

Cuando empieces a disfrutar de tus vacaciones de verano verás que a parte de la inmensa felicidad y relax que nos aporta, nuestro pelo irá por otro camino y lo que en origen era un pelo sano y brillante se vuelve reseco e imposible de domar. ¿Las consecuencias? Todo aquello que te hizo disfrutar.

Rayos UVB y UVA

  •  Degradación la queratina del cabello
  •  pérdida de la proteína del cabello y del nivel lipídico
  • Aumento de la porosidad
  • Sequedad

Sal y cloro corrosivo

  • La sal deshidrata la fibra del pelo y fulmina con la capa de líquidos que la rodean y protejan.
  • EL cloro produce reacciones químicas con los alcalinos que se usan para los tintes.
  • La sal afecta al cuero cabelludo, obstruye el folículo y produce irritaciones.

Cada vez que te bañes en el mar o piscina, aclara con abundante agua dulce.

Humedad excesiva

  • Al evaporarse el agua acaba deteriorando la membrana celular del cabello.

Medidas para tener un cabello saneado en verano

Tal y como os prometimos en el post anterior, hoy os daremos las claves para mantener un cabello sano y brillante en una época tan compleja para la salud capilar como es el verano. Por ello, desde las Clínicas Dr Pelo os damos una serie de consejos para tal fin:

Cortar las puntas cada dos meses. Tanto si tienes el pelo largo como si lo tienes corto, un corte de unos 5 centímetros de puntas ayudará a sanear los extremos y combatir la sequedad que se ceba en medios y puntas. Además, cortar ayuda a promover la fortaleza capilar.

Utiliza un champú hidratante y reparador. Nutren y reparan la fibra capilar y devuelven a tu pelo su elasticidad y suavidad natural además de proporcionar brillo.

Finaliza el lavado con agua fría. De esta forma cerramos de forma óptima la fibra capilar y aportarás más brillo al cabello.

Evita siempre que puedas el uso de secadores y planchas, que daña la fibra capilar.

Utiliza siempre geles y cremas fijadoras que sean naturales.

Una dieta variada y equilibrada también es importante en un cabello sano, dado que en verano también solemos descuidar la dieta. Los alimentos ricos en vitaminas B, C y B1 son especialmente buenos para dar fuerza a tu cabello y favorecer su nacimiento.

Toma alimentos ricos en vitamina B: huevo, leche y derivados, frutos secos, levadura, semillas de girasol, pescado azul, etc.

También alimentos ricos en vitamina C: limón, naranja, fresas, pimientos (especialmente los rojos), espinacas, etc.

Hidratación en la playa. Mantener el cabello hidratado en esta época del año es complicado por el exceso de sol, el cloro, el salitre o el viento, agentes externos que lo resecan. Para evitar castigarlo, un sencillo truco es aplicar un tratamiento hidratante antes de ir a la playa, de medios a puntas, (con lo que creamos una película protectora e hidratante en el cabello). Lo más recomendable es dejarlo actuar todo el día, e incluso reaplicar tras los baños y sólo retirarlo, en la ducha, una vez finalizada la jornada.

No al peinado con raya. En la playa o en la piscina, evita la raya, porque puedes sufrir una quemadura en el cuero cabelludo. Debemos tener en cuenta que es la zona más vulnerable de nuestra cabeza y se potencia que los rayos de sol incidan justo “en la raya”. Por eso, la solución es evitarlas muy marcadas y tratar de peinar el cabello hacía atrás, que, además, mojado da como resultado un look muy veraniego.

Sí al pelo recogido. La playa o la piscina no es el mejor sitio para presumir de melena al viento. El exceso de sol castiga el cabello, así, que recogerlo es un otro truco infalible para protegerlo y, además de ser más cómodo. Se puede optar por muchos tipos de recogidos: moños, coletas y trenzas. Este último es el mejor para los baños, pues con ella se evitan enredos.

Protector solar capilar ¡Siempre! De la misma manera que aplicamos crema con SPF para cuidar la piel, debemos hacerlo también en el pelo. Existen diferentes protectores solares, de casi todas las marcas, tanto en spray como en crema y aceite, que además de proteger el cabello contra los rayos UVA, lo hidratan, facilitan el desenredado, nutren, aportan brillo…

Cabeza a cubierto. Además de hidratar y recoger el cabello también ponemos un punto ‘chic’ a nuestro look playero con la tendencia de esta temporada que ayuda a protegerlo de los rayos de sol como son los pañuelos, sombreros, cintas y diademas. Y con estos, también cubrimos las orejas.

Desde las Clínicas Dr Pelo seguimos en la línea de aconsejar a nuestros clientes para la consecución de una buena salud capilar. No obstante, la mayoría de los problemas capilares no se solucionan con este tipo de medidas y precisan de un diagnóstico y tratamiento médico adecuado.

Si estás empezando a perder pelo, aún estás a tiempo. Clínicas Dr Pelo y su cualificado equipo de doctores podrá no solo diagnosticar sino también buscar el tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente y siempre a la cabecera en tratamientos para la alopecia.

Efectos del sol en nuestro cabello

En verano estamos sometidos de manera continuada a la exposición de las radiaciones ultravioleta del sol, al contacto con la sal del mar, al cloro de las piscinas, al viento, a la humedad, etc.

Todo ello puede afectar a la integridad y el bienestar del cabello. Como ocurre con la piel, dosis pequeñas de sol no afectan al cabello, pero una exposición prolongada y sin protección castiga el pelo y favorece que se queme, se haga más frágil, se deshidrate y pierda color, entre otros.

A continuación, explicaremos uno por uno, los principales daños que produce el sol sobre el pelo en verano:

  • Modifica la textura: los rayos UVA y los UVB modifican la textura y la apariencia del cabello.
  • Rompe las puntas y aclara el color: el sol es responsable de la oxidación y formación de radicales libres, lo que hace que se altere la cisteína. La cisteína es un aminoácido no esencial y principal constituyente de la queratina. Esto hace que las puntas se rompan y la melanina se aclare.
  • Deshidrata y favorece la pérdida de flexibilidad: esto hace que el pelo se vea más áspero, quebradizo y sin vitalidad. Además del sol, el cloro de las piscinas, la sal del mar, la arena, el viento y la humedad, afectan al equilibrio del cabello. Lo deshidratan, decoloran y despigmentan.
  • Hace que el pelo sea más quebradizo: el cabello se torna poroso, seco, sin luz y mucho más quebradizo.
  • Altera la cutícula: el calor del sol provoca que se altere la cutícula, dando como consecuencia una pérdida de agua, aminoácidos, lípidos y pigmentos.
  • Picor: el agua del mar y de la piscina puede hacer que el pelo se irrite, teniendo la sensación de picor o quemazón. Además, la humedad mantenida contribuye a la degradación de la melanina y la decoloración de las puntas.

Me imagino que te estarás preguntando entonces cómo proteger tu cabello del sol y de sus temidos efectos en verano, por este motivo, en el siguiente post explicaremos a nuestros pacientes y seguidores qué medidas tomar con el objetivo de mantener un cabello sano en esta época del año.

Si estás empezando a perder pelo, aún estás a tiempo. Clínicas Dr Pelo y su cualificado equipo de doctores podrá no solo diagnosticar sino también buscar el tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente y siempre a la cabecera en tratamientos para la alopecia.