¿Es beneficioso raparse el pelo para la caída?

Relativo al cabello existen cientos de falsos mitos como remedios para que crezca más rápidamente o evitar la calvicie. Sin duda, hablamos de creencias populares compartidas por gran parte de la población como ciertas y que sin duda, se alejan de la realidad.

Entonces, ¿es beneficioso raparse el pelo para la caída?.

Raparse el pelo no tiene relación con que vaya a crecer más rápido; esto es un mito falso. Diversas investigaciones científicas han permitido comprobar que el ritmo de crecimiento del cabello es el mismo para una persona, con independencia de que se rape la cabeza o se corte solo las puntas de la melena. Por lo tanto, si el objetivo con reparta el pelo es que te crezca más rápidamente, no es necesario que lo hagas, al igual que si quieres conseguir que el cabello tenga mayor grosor.

En este caso, tampoco hay evidencias de que raparse el pelo haga que el cabello crezca más grueso. Sin embargo, sí es cierto que se puede tener esa sensación porque, al estar más corto, parece que pincha más y que está más tieso. Pero nada tiene que ver con el grosor, ya que el pelo, conforme crece, se va haciendo más fino.

¿En qué situaciones sería entonces beneficioso raparse?

Por ejemplo, es bueno para el pelo raparse cuando se han llevado peinados que han dañado mucho el cabello como pueden ser las rastas o similares, así como cuando se emplean muchos productos como lacas, espumas o fijadores. Lo que conseguirás en estos casos, en los que el cabello está dañado, es sanear el pelo y nunca que crezca más, ni más fuerte o con un color más oscuro. Es decir, eliminarás las partes que están muy dañadas y lucirás mejor.

 

Si te notas el pelo débil lo mejor es que busques la causa que produce ese debilitamiento. Las causas pueden ser de lo más variadas: cambios hormonales, mala alimentación, enfermedades asociadas, algún medicamento, etc. Sea cual sea su origen, los profesionales de Clínicas Dr Pelo podrán hacer un diagnóstico adecuado de tu situación y recomendarte la solución que mejor se adapte a tu caso. 

 

 

 

 

Injerto capilar sin raparse ¿es posible?

Cuando nos realizamos un injerto capilar con la técnica FUE lo normal es raparse toda la cabeza al uno. Sin embargo, en las Clínicas Dr Pelo ofrecemos la posibilidad de operarte sin raparte la zona receptora, evitando así el choque de un cambio tan radical de su imagen.

Opciones de rasurado:

1. Rasurado total (cortar al uno): Al estar la cabeza rasurada, el proceso de implantación de las unidades foliculares es más rápido. También este proceso de implantación es más efectivo, ya que se ven bien las áreas donde falta el pelo.

2. Rasurado solo de la zona donante: en estos casos solo rapamos la zona donante. A los 15 días el paciente podrá mantener el pelo que tenía y prácticamente desaparecer todo rastro de haberse realizado el injerto capilar.

3. Rasurado solo de franjas de la zona donante (flaps): Se va rasurando por franjas, dejando entre ellas pelo más largo que tape las zonas rasuradas. Esta 3ª opción es ideal para algunas mujeres, ya que depende de la densidad de pelo que tengan y de la cantidad de pelo que sea necesario extraer.

 

Si estás empezando a perder pelo, aún estás a tiempo. Clínicas Dr Pelo y su cualificado equipo de doctores podrá no solo diagnosticar sino también buscar el tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente y siempre a la cabecera en tratamientos para la alopecia.

 

¿Es necesario raparse la cabeza en un Trasplante Capilar?

En la técnica FUE (Extracción de Unidades Foliculares, en inglés Follicular Unit Extraction), es necesario rapar el pelo de la zona donante (cortar al uno).

La situación ideal para realizar el trasplante capilar es rapar la cabeza, pero esta condición no tiene por qué ser indispensable y pueden existir excepciones. No todas las personas que se interesan por el trasplante capilar tienen una calvicie evidente, y para estas personas raparse la cabeza supone un cambio radical de su imagen.

A continuación expones 3 ejemplos de personas para las que el rasurado total puede ser un problema:

  • Una persona que no esté calva del todo. Es una persona que está empezando a tener el pelo más fino y débil, y además tiene zonas que están clareando.
  • Las mujeres. Poca o casi ninguna mujer se raparía totalmente la cabeza para realizarse un trasplante de pelo.
  • Una persona que nunca se haya rapado la cabeza, y no quiere que las personas de alrededor (en el trabajo, en la calle..) sepan que se ha realizado un trasplante de pelo.

Opciones de rasurado:

  1. Rasurado total (cortar al uno): Al estar la cabeza rasurada, el proceso de implantación de las unidades foliculares es más rápido. También este proceso de implantación es más efectivo, ya que se ven bien las áreas donde falta el pelo.

  1. Rasurado solo de la zona donante: Hay personas que tienen el pelo corto, por lo tanto la zona donante sí se rasura, y la zona de implantación no se toca. Esta segunda opción se puede aplicar a mujeres con pelo corto.

  1. Rasurado solo de franjas de la zona donante (flaps): Se va rasurando por franjas, dejando entre ellas pelo más largo que tape las zonas rasuradas. Esta 3ª opción es ideal para algunas mujeres, ya que depende de la densidad de pelo que tengan y de la cantidad de pelo que sea necesario extraer.

 

Fuente de la noticia: dermitek

Toda la información en: www.drpelo.es