El peligro del injerto capilar sin medicación

Existe ya la conciencia generalizada de que el pelo trasplantado no va a caer, ya que genéticamente, el pelo de las zonas laterales y posterior de la cabeza son resistentes a la dihidrotestosterona. Sin embargo, esto hace que cientos de pacientes se intervengan dejando de lado un aspecto vital, la medicación.

Como se citaba anteriormente, el pelo extraído de zonas seguras no caerá con el paso del tiempo algo totalmente contrario al pelo nativo (aquel que aún posee el paciente) y que acaba entremezclado con los nuevos pelos injertados. Si el paciente, tras haberse realizado la intervención decide no seguir un tratamiento médico adecuado a su caso, se arriesga a que en el paso de unos pocos años, vuelva a tener una situación capilar antiestética, debido a los huecos que han dejado los pelos nativos al morir.

En aquellos casos que los pacientes deciden NO hacer tratamiento médico deben ser conscientes de esta situación y plantearse la necesidad de volver a realizar otro injerto pasado unos años.

En clínicas Dr Pelo evitaremos que este sea el caso, ofreciendo tratamientos médicos adecuados a la necesidad de cada paciente y utilizando pruebas tan punteras como el análisis genético.

 

Rojez tras injerto capilar

En el día de hoy os comentaremos una de las inquietudes de aquellos pacientes que tras someterse a un injerto capilar, observan como en la zona trasplantada existe una rojez, cuya intensidad y duración resulta variable. Podemos afirmar que se trata de un síntoma totalmente normal indicador de un riego sanguíneo adecuado en la zona y por ende, para los folículos recién trasplantados.

La intensidad y la duración depende del tipo de cuero cabelludo del paciente. Cada persona tendrá una respuesta diferente ante la intervención por trasplante capilar. De ahí que en los numerosos foros capilares veamos casos en los que la rojez dura solo unos días y en otros, donde el enrojecimiento perdura hasta pasado los 3 meses del injerto.

La recomendación de Clínicas Dr Pelo para aquellos casos en los que perdura la rojez más tiempo del deseado, será la aplicación de Aloe Vera puro (Planta natural con más de 3 años o algún preparado con una pureza mínima del 99%).  Esto ayudará a una mejor recuperación del proceso, donde observaremos una disminución de la rojez de forma progresiva.

Recuerda, tras un injerto capilar resulta de vital importancia seguir las directrices postoperatorias de la clínica. Ante cualquier duda o preocupación nuestro equipo de doctores estarán siempre disponibles para resolverlas.