¿Cómo afecta el tabaco y el alcohol a tu salud capilar?

Tabaco

Por norma general el pelo de los fumadores es de peor calidad. ¿La causa? La circulación sanguínea. Está demostrado que el tabaco produce vasoconstricción o estrechamiento de los vasos sanguíneos lo cual produce que los nutrientes no lleguen con normalidad a los folículos capilares.

Además, un estudio realizado por la universidad de Taiwan afirmaba que el tabaco destruye los folículos pilosos, interfiere con la circulación de la sangre y las hormonas en el cuero cabelludo, y aumenta en exceso los niveles de estrógeno. Como resultado, se comprobó que el tabaco puede acelerar la caída del pelo. Más concretamente, los que fumaban más de 20 cigarrillos diarios tenían un 134% de riesgo de alopecia que los que no fumaban.

Alcohol

El consumo excesivo de alcohol afecta al cabello de diversas formas, si bien sus consecuencias son básicamente dos: pelo sin brillo y seco.

El alcohol es un diurético, es decir, anima a visitar frecuentemente el baño y por ende puede provocar deshidratación. Recordamos que el ciclo de vida del cabello se asemeja mucho al de una planta, de tal forma que el riego es fundamental. Un cabello con poco riego, con un acceso limitado al agua, tendrá un aspecto seco.

Por otra parte, alcohol descontrolado en sangre es una aspiradora de vitaminas y minerales esenciales para el cabello. Para empezar, reduce los niveles de vitaminas B (especialmente de la B16, el ácido fólico), lo que provoca que haya menos glóbulos rojos y que, por tanto, la sangre transporte menos oxígeno; y también reduce la cantidad de vitamina C, necesaria para la formación de colágeno. El alcohol excesivo también reduce los niveles de zinc, un mineral importantísimo para la formación de la queratina, que es el componente esencial del pelo, y del colágeno. Perder todas estas vitaminas y minerales provoca un cabello débil y sin brillo.

Si te notas el pelo débil lo mejor es que busques la causa que lo produce. Estas pueden ser de lo más variadas: cambios hormonales, mala alimentación, enfermedades asociadas, algún medicamento, etc. Sea cual sea su origen, los profesionales de Clínicas Dr Pelo podrán hacer un diagnóstico adecuado de tu situación y recomendarte la solución que mejor se adapte a tu caso.

¿Se puede aumentar la densidad de un injerto mal realizado?

En la actualidad la cirugía capilar se sitúa como la intervención de estética más frecuente en los varones. Los avances en la medicina estética capilar han permitido obtener resultados realmente asombrosos y naturales. Sin embargo, son muchos los varones que dada la multitud de clínicas y ofertas disponibles se someten a esta cirugía sin sopesar las consecuencias negativas que puede acarrear. Concretamente en Clínicas Dr Pelo observamos un alto volumen de pacientes que han obtenido una escasa tasa de crecimiento en su injerto capilar los cuales provienen en su mayoría, de las denominadas Clínicas Low Cost turcas.

Lo que no se le informa al paciente es que la mayoría de estas clínicas utilizan una técnica en desuso en España, concretamente nos referimos a la apertura de canales y el posterior injerto con pinzas la cual causa daños irreparables en la piel del paciente. Si esto no fuera poco, en caso de obtener una supervivencia baja y precisar de una segunda intervención, la supervivencia de los injertos en esta intervención se verá realmente afectado por el daño causado en la piel previamente.

¿Por tanto, podré obtener una mayor densidad tras un injerto fallido?

La respuesta es depende, para ello, habría que valorar si la zona donante del paciente permite una extracción adecuada de folículos y un análisis de la piel de la zona a injertar, la cual varía según la técnica utilizada.

En Clínicas Dr Pelo siempre optamos por usar el instrumental más adecuado del mercado denominado Implanters Lion. Estos permiten obtener una mayor densidad, naturalidad, angulación del pelo y disminución de daños en la piel.

Si has obtenido un mal resultado en una cirugía anterior no dudes en acudir a Clínicas Dr Pelo, nuestro equipo de doctores/as especializados en tricología valorarán tu caso en concreto y te ofrecerán la solución que mejor se adapte a ti.