Además, del injerto capilar existe la posibilidad de injertar cejas, pero antes de llegar a esta solución explicaremos algunos de los motivos de su caída:

Alopecia frontal fibrosante

Este tipo de alopecia presente de forma destacada en las mujeres en la fase previa a la menopausia, es un tipo de alopecia cicatricial que produce pérdida de pelo en las cejas y en la zona frontal del cuero cabelludo, es decir, en lo que se conoce como la zona de la diadema.

Alopecia areata

Se trata de una enfermedad inmunológica en la que las defensas de nuestro organismo atacan de forma directa a la raíz del pelo haciendo que se caiga. El folículo permanece con vida, así que puede volver a crecer pelo en las zonas afectadas. El cuero cabelludo es la zona que se afecta con más frecuencia, pero también pueden afectarse las cejas a la vez o de forma aislada.

Depilación excesiva

La depilación excesiva  también puede causar daño en el folículo del pelo, y, de esta manera, el pelo deja de crecer. Por otra parte, con la depilación el pelo se pone fino y frágil, lo que también conduce a un debilitamiento muy importante.

 Heridas

Las cicatrices destruyen la raíz del pelo de forma permanente.

Hipotiroidismo

Los problemas de tiroides, concretamente los niveles bajos de hormonas, producen pérdida difusa del pelo de las cejas, especialmente de la zona lateral de la cola.

Sea cuál sea tu afección, el equipo de profesionales de Clínicas Dr Pelo buscarán la solución que mejor se adapte a tus necesidades, incluyendo técnicas definitivas como el injerto de cejas.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *