A pesar del pensamiento de muchos personas que visualizan vídeos u imágenes de intervenciones de injerto capilar, la catalogan desde el desconocimiento como intervenciones dolorosas. Sin embargo,  la realidad es totalmente contraria ya que la anestesia y la sedación utilizada harán que este procedimiento sea prácticamente indoloro. 

Gracias al avance de la ciencia y el desarrollo de nuevos formas de actuación, el trasplante del pelo a pesar de ser un proceso realmente sofisticado, puede ser llevado a cabo con total seguridad y garantía por parte de un equipo médico cualificado y unas instalaciones apropiadas a tal fin.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en el trasplante capilar?

En el ámbito médico distinguimos tres tipos de anestesia: local, locorregional y general. Para el trasplante de pelo se utiliza básicamente la de tipo local acompañada de sedación oral.

¿Es lo mismo sedación que anestesia?

La respuesta es NO. La sedación consiste en la administración de medicamentos vía oral al paciente para que se encuentre más tranquilo y relajado durante la intervención.

Con ella conseguiremos no solo disminuir las ligeras molestia que se producen al aplicar la anestesia sino que también permitirán relativizar la percepción del tiempo por parte del paciente, llegando incluso a echar cabezadas durante la intervención.

En definitiva lo que conseguiremos con la anestesia es garantizar que el paciente no sufra dolor y se muestre tranquilo durante la intervención. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *